Esperando a los bárbaros


Para Toussaint Durame, mi amigo haitiano

Sé que Agustín de Hipona es un santo incómodo. Hay quien ni siquiera lo cree santo...sé también, que excepto "Confesiones" y algunas frases luminosas, su prosa es farragosa, disgresoria, abtrusa...

Profecía




Para Libe
De los pechos del sol
nutres tu cabellera
y tu cara y los brazos
y las locas rodillas...
De la luna, tan solo
el temblor del tobillo,
un talón desastroso
que te rige el destino.

No conoces el mar
tú nunca serás Venus
jamás te dormirás
en la arena de Chipre
y siempre tierra adentro
dirigirás la planta
de Diana cazadora
de carcaj invisible...
¡y solo tu sudor te hará de abrevadero!

Vas sola y tu punto lunar
rebrilla.
Inútilmente el Sol
quiere tapar la diana
de tu dulce sistema:
allí, allí en tu pie
¡la luna mala!

Barcazas del Ródano (Arles, 1888)





Un día no habrá más

recuerdos hilvanados.

Islas azules navegarán errantes

en mares procelosos

extrañamente quietos

y la quilla del naufragado barco que nos lleva

encallará en arenas con regusto apenas recordado

vago vagar que topa tenuemente

con lo que fue rabiosamente amado

y ya…

¡No nos importa nada!



Addio...



Son los últimos ríos...
más heráclitos que nunca:
granadas diluidas abren deltas
en mis muslos de oro.

El ocaso es más bello.
Sin duda
lo malogra el futuro consabido
pero tal vez por eso
 es más rabiosa su luz...

Constato mis tesoros condenados:
los senos penden todavía atados a la luna
la garganta soporta collares delicados
y la sombra del vientre aún caracolea...

Rabiosa, yo también, refuljo en los espejos...
Soy una pirotecnia en las últimas.
Aurora boreal en trance
 me desato en derroche
y me paseo lúcida por las viejas estancias
¡para nunca...!


Siempre me encantó "la Traviata" y la escena del "Addio" en versión de María Callas, que canta magníficamente  lo que Simone de Beauvoir  escribió más lacónica: aquel famoso ¡nunca más! ...En fin, en la vida de toda mujer hay un momento en que empezamos a velar  nuestros espejos. Esta última ronda es muy, muy bella...

Parábola en golondrina



¿ La ves?
Se eleva alta
gira
cruza en picada
se asienta apenas
en los brazos del verde
y roza en estampida
la veleta...
Se dura
corcovea
acerca a jalonazos
mar y tierra...
Se eleva
a nadie cuenta
si le duelen las plumas
o ha sido muy dificil la tarea...

No lleva cuenta en horas
no apunta etapas
no calcula jamás
no crea método.
Ella defiende el cielo...

¡Vuela!