La maga.




"La bola de cristal" Watherhouse


   La Maga

I

La vida hecha ya manto
cae sobre mis hombros, blanda:
patchwork rutilante
que acomodo
frente al espejo esencial
de las auroras;
giro, me inclino, intento ver...
dulzura sobre mí más,
casi todo sombra.
Vestida por fin a mi medida
en las estancias sutiles del otoño
mi ánima goza.

II

¿Mahler...?

III

¡Dime espejo!
La tentación del miedo...
tiempo de los escorzos y las trampas
del espejo velado vuelto al norte
 Y de… ¡las luces bajas!

-IV-

Ya sé. Se marchitaron las espigas.
No volverán las mías…amapolas
Pero… ¡yo volveré a temblar
Idéntica a mí misma!
frente a toda belleza
Siempre abierta.

V

Sigue Mahler...
VI

Yo soy la mujer-gárgola
¡nunca me canso de beber estrellas!

VII

¡Un poco de Chagall!
Aún soy capaz de volar
Sobre París contigo y...
mientras aterrizamos de la mano
en el eterno resplandor de aquellos días
sólo tus ojos me dirán la verdad;
¡Qué soy la más hermosa!
( he roto todos los demás espejos)

VIII

Ahora casi maga
puedo mirar la tarde con ternura
Algo en mí irá por siempre
Cruzando lentamente toda lluvia
sin paraguas, sin botas, sin sombrero…
Cicatriz de muchacha sin fisuras.

IX

y…una punta de Kempis:
habrá un día que el manto se deslice
y que devenga
lo que siempre sabemos y no importa…

X

 ¡Siga Mahler!

Misterio de gracia



Tibia de sol
umbrosa...
acantilada
en valle
ensoñada de mar
crespa de piedras
oscura
en luna florecida...
¡un unicornio azul
galopa mis confines!

Ruego...





Cuando caiga de mí
a la mano rota
al paso tardo
a la horrible mirada temblona...
Cuando te sea extraña
y el mundo me resbale
por los lomos manchados...
Cuando mis libros empiecen a ser pasto
de un polvo seco y reiterado
y el camino haya olvidado mi silueta...
Cuando mi luz la enciendan otras manos
y no me sientas el olor de batallas
que traía a las tardes
y entera me rezume
del hedor de trinchera y salvaguardia...
Cuando te haga el efecto
de una carcasa triste
en medio de las cosas
que antes me florecían
y esté seca la pluma
y hayan desparecido
definitivamente
las mañanas y los horizontes...

Si aún me amas
si puedes verme
a través del reúma
del lagrimeo y la sordera..
Si enfrentada al espantajo
eres capaz en la garra transida
de carariciar la mano que te amaba...
Si persistes
y llueves sobre mí
mis rostros
mis pasos
mis palabras...
Emergeré del pliegue
y del derrumbe.

Lobodrina
si te atrevés a romper
la cara al tiempo...
¡ Moriré enarbolada!

(Del Libro del Lobodrina)


Hoy que aquí en España se celebra el día de la madre, poniendo palabras a lo que TODAS quisiéramos nos fuera otorgado.