El último trigal de Vincent Van Gogh




Trigal con cuervos (Auvers sur Oise, 1890)


 Cuanto de amor-gillette
para que abriera
en cuervos ciegos de sangre
y de espiga todavía,
en jirones de luz descalabrada
tu costado?

Retorciste la brújula
para no distraer el norte
de la tierra disparada.

Encontró al fin tu huella
la vida-leopardo.
No te saltó...
¡tú, la mordiste a ella!

                                                    de "A la altura del lirio"

0 comentarios:

Publicar un comentario