domingo, 16 de febrero de 2020

En enero...






Caminamos de mañana
el campo está cubierto de cencella.

El mundo es
una grandiosa adivinanza...
en lo diáfano late siempre
algún escalofrío oculto...

Pero nosotras caminamos erguidas:
nos afianzan las historias
No necesitamos caballero ni escudo
Princesas de cabello al viento
nos acercamos poderosas a lo blanco:

queremos aromarnos de romero y
es entonces ...
cuando nos hiere la aulaga y nos hiende el tobillo
el bello y traidor escaramujo.