Carta de Navidad a mi padre.


Querido aitatxu:
Tú me conoces. Sabes que desde siempre cuando me baja la pena, esa que me pertenece como la bajamar o el menguante a sus respectivos, me levanto en medio de la noche y camino hacia la cocina en busca de mi salvación en forma de  manzana verde que cruja: una Golden Smith de buen calibre.

  Y... mientras me la como a cachos chorreantes leo unas líneas del libro de turno,

Utopía




Un  vuelo más...
¡un vuelo de mañana!
Tocada del relente de la luna
acariciar gritando escandalosa
un poquito de verde
y sentir...
sentir con dulzura mi antiguo nombre...
golondrina

Regreso a Guinea




Regreso a Guinea- de La Fortune Félix

“La nostalgia es el sufrimiento que produce el pensar en algo que se ha tenido o vivido” leo en mi lacónico diccionario y me doy cuenta casi de inmediato de que no es necesariamente así. No se trata siempre de echar de menos lo vivido,  ni de sufrimiento a secas. También se puede sentir una profunda nostalgia por lo nunca vivido. Por otra parte, hay mucho de deleite en ese giro hacia atrás, ya que la nostalgia es siempre una extraña fiesta que se produce en nuestro espíritu, cuando mágicamente y casi por asalto nos encontráramos pisando el umbral de una casa muy amada... al conjuro de un perfume de humo otoñal, una foto que encontramos de repente, una fecha, una canción que suena al pasar bajo una ventana...

Cuentas finales.






Y...después de las cifras
quién pone el signo
echa la raya y...
suma o resta.

Quién establece el total y lo subraya
y...quíen corrige y pone
la X o el V a semejante resultado...