Jugando con Cortázar.

Historias de cronopios y famas" de Julio Cortázar
               
   


                                                               Para Kástor, a quién le encantan estas historias.


Querido Kastortxu:

Esta mañana me desperté de un sueño en el que nos reíamos a gritos leyendo " Historias de cronopios y famas" en la cocina. ¿Te acuerdas de que tú una vez me dibujate uno verde y con pinta de condor con tu manita morena y habilosa? Debo tenerlo todavía por alguna parte entre fichas,  retazos de poemas y cartas viejas

Luego, yo que soy una cronopia declarada en eso de los recuerdos, me anduve topando con uno y otro a lo largo del día y... siempre eras tú el protagonista. Fue lindo: nos hicimos cariñosuras tu alegría y mi juventud.

Nos encantába Cortázar y su irreverencia. Desde chiquitito preferiste el reloj- alcaucil a cualquier otro pero te reconocí  el lado definitivamente cronopio cuando

Salutación a Iban






Nacer en el corazón de mayo
ya casi  luna nueva...
a la hora en que los dondiegos se abren
y hace rato palpitan en el sueño
los pechos de las golondrinas...
hace de ti " un nocturno", niño claro.

Vienes a un mundo tremendamente bello
( no me refiero al grande, el que dice Mafalda, 
que siempre es un horror: no te diré mentiras)
Me refiero al pequeño, ese que circunda un lazo de volantín
ese es perfecto: castaño en la ventana, humo en la chimenea
canciones y brazos que tiemblan de gozo al acunarte...

Eres rico y eres parte de nuestra riqueza que se expande.

Ojalá ames la tierra y los burritos
Ojalá que tu huella sea suave a la tierra
 Ojalá seas bendito, niño de mayo
 Ojalá tu golpe resuene con fuerza, pelotari!!