Un cielo...



                                                                                                         A Violeta Parra

Estarme
estarme en silencio oyéndote cantar anticuecas,
cuecas largas, cantos a lo divino, a lo pueta, el rin del angelito
mirarte bordar tus arpilleras,  formar tus cacharritos de greda
tus alambres, tus mimbres
pintar tus pequeñitos cuadros tristes...
en silencio, Violeta
a tus pies, sentada en sillita de anea 
con las manos sobre la falda
con mi oido bueno, con mis ojos de antaño
con mi corazón de diecisiete.

2 comentarios:

Paz Risueño dijo...

Gracias a la vida que me ha dado tanto como sentiros cantar,hermanas Violeta,Begoña... ¡GRACIAS !

Anónimo dijo...

Qué bonito. Has conseguido que tega muchas ganas de leerla.
Loli

Publicar un comentario