miércoles, 6 de noviembre de 2019

Mañana de cumpleaños





Mis cosas

Abrí los ojos y llovía...
en la fronda del jardín anegada y sombría
las hortensias eran manchas de ocre ceniciento.

Este año el mundo se ha tomado las cosas con calma
normalmente  canta las mañanitas
apenas  me despierto y salta a mis brazos jubiloso...
¿Aquí no hay música? les grité a mis judíos
pero ellos continuaron secos e imperturbales
¡dejate de niñerías, chica!
 los libros, las estampas y...
hasta el querubín y su laúd me decian lo mismo, socarrones

¡Hey, qué es mi cumpleaños
Y....¿qué pasa?
Pasa, que...¡ quiero mis regalos!
Me levanté y me miré al espejo
agradecí la imagen desvaída
( he aprendido en ciertas ocasiones a mirarme sin gafas)
Me quedé largo rato frente a mí constatando
que hoy se impone la gris lucidez a mis cambiantes ánimos
y no habría cabriolas por más que lo intentara...

Acaricié mis cosas como si, de verdad, las sintiera.
Abrí la ventana y aspiré el perfume de la albahaca 
abrí mi correo...
y deseé con toda el alma
(eso nunca se pierde)
que al acabar el día...
 una ranchera
tocara a mi ventana



No hay comentarios:

Publicar un comentario