Ruego...





Cuando caiga de mí
a la mano rota
al paso tardo
a la horrible mirada temblona...
Cuando te sea extraña
y el mundo me resbale
por los lomos manchados...
Cuando mis libros empiecen a ser pasto
de un polvo seco y reiterado
y el camino haya olvidado mi silueta...
Cuando mi luz la enciendan otras manos
y no me sientas el olor de batallas
que traía a las tardes
y entera me rezume
del hedor de trinchera y salvaguardia...
Cuando te haga el efecto
de una carcasa triste
en medio de las cosas
que antes me florecían
y esté seca la pluma
y hayan desparecido
definitivamente
las mañanas y los horizontes...

Si aún me amas
si puedes verme
a través del reúma
del lagrimeo y la sordera..
Si enfrentada al espantajo
eres capaz en la garra transida
de carariciar la mano que te amaba...
Si persistes
y llueves sobre mí
mis rostros
mis pasos
mis palabras...
Emergeré del pliegue
y del derrumbe.

Lobodrina
si te atrevés a romper
la cara al tiempo...
¡ Moriré enarbolada!

(Del Libro del Lobodrina)


Hoy que aquí en España se celebra el día de la madre, poniendo palabras a lo que TODAS quisiéramos nos fuera otorgado.

3 comentarios:

yolajb EducaRueca dijo...

Solo me sale decirte "gracias". Gracias. Yolanda

Anónimo dijo...

Begoña.....este poema es precioso....que don tienes hermana mía ....como llegas siempre derechito a mi corazón

Anónimo dijo...

Begoña, sentí una gran ¡emoción! Solo puedo decirte...¡Una belleza de poema!... Una conmovedora y maravillosa imagen fotografica!...¡Gracias! por alegrar nuestras almas...

Marisol

Publicar un comentario