Limpieza de verano





Sol, sol, luz
corrientes de aire
ventanas abiertas de par en par
sujetas para que no se cierren...
barrer, desempolvar, sacudir, frotar
lavar durante todo el día sin descanso
para...
poder dormir con los fantasmas oreados
y...
las cadenas brillantes y engrasadas!


Me gusta la ironía; es reconfortante ese guiño jovial que la lucidez le hace a nuestras ilusiones...¡ qué duerman confortables, ustedes, también!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerdas ese momento de lucidez previo al sueño, cuando todos mis proyectos inacabados son posibles y sus dificultades se desvanecen mientras mis piernas recorren la cama en busca de nuevos contactos placenteros con las sábanas de seda limpias y oreadas. José Ramón.

Publicar un comentario