Vida-tango


 Tango, lluvia y puente.

 Para mi prima Maite de Sasía R., que así lo bailó.


                                                           Quiero bailar el tango
largo y caliente de los días
quebrada, enhiesta
en cruz...
atenta y sin perder el paso.

Quiero bailar
a tu altura, mirándote
adelantando el muslo
riéndome, queriéndote
la pierna acosadora...
hurtándome por juego.

Quiero:
tu roce mandón
tu resbalada mano
en lo más cenital de mi cintura...
sosteniéndo mi baile
cuando caiga y...
en un chirrido azul
el bandoneón se calle.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bego querida.
me conmueves profundamente, ¡percibes tan bien mi realidad!! Efectivamente, conviertes en poema
la cotidianidad y sentido de mi vida!!!!!
muchas gracias, te quiero mucho, mucho.
Maite.

VICTOR GATO dijo...

Precioso, Begoña. Tiene mucha sensibilidad de mujer, sensualidad y feminidad.

Un abrazo.

Begoña Eguiluz de Sasía dijo...

( Telegrama desde mi tierra a tu cielo )

Maitexu, sigo sintiendo tu melodía, el roce de tus plantas sobre el asfalto, tu risa y tu bufanda y cuando llueve como hoy y camino hacia un puente, entonces ... vamos del brazo.

Publicar un comentario