Limpieza de primavera


Ventana abierta. Matisse

¡Sol, sol, luz!
corrientes de aire
ventanas abiertas de par en par
sujetas para que no se cierren...y
barrer, desempolvar, sacudir, frotar
lavar durante todo el día sin descanso
para...

poder dormir ¡ al fin! con los fantasmas oreados
y las cadenas pulidas y brillantes...


Me encanta que la poesía tenga un punto de humor... que se le sonría la comisura de la boca.

7 comentarios:

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Begoña

Me ha encantado. Viva la limpieza de primavera, abramos de par en par todas las ventanas tanto las físicas como anímicas.

Qué bien el olor a limpio, el aire libre y soleado. Me apunto.

Besotes.

Anónimo dijo...

…Con sencillas y simples acciones cotidianas, haz interpretado y graficado el renacer, el florecer y la esperanza de un nuevo amanecer, del mañana en el que siempre pensamos, ese el que será más prometedor…Ello nos da ¡ilusión y energía!... Me gustó mucho

Maricarmen dijo...

Me recuerda tu "colada", Begoña. Recuerdo la brutal catarsis en que desgarrabas, desanudabas, golpeabas y frotabas desesperadamente aquellas telas "sucias". Aquí se repite la escena doméstica pero, creo que ésta, es una limpieza "purificadora". Me sugiere una especie de ritual de magia en el que invocas a los elementos de la naturaleza, para que te ayuden en la tarea de “renovación”. La fresca simplicidad de lo cotidiano que transmites en el relato, cambia a mi parecer en las últimas dos frases y adquiere otro sentido o matiz. Se repite la acción de “frotar” de “Colada”. Aquí no expulsas la rabia ni el dolor, pero… tampoco a los fantasmas. Da la impresión que desempolvas y frotas una lámpara mágica, que alberga en su interior recuerdos que quieres mantener frescos, claros y nítidos en tu hogar, tu mente y tu alma, conviviendo en paz y armonía con ellos…

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Maricarmen: en este poema fantasmas van bien almidoados y aceitados para que se deslicen con suavidad y no chirríen...

Fanny Brice dijo...

Para mí, un sábado cualquiera por la mañana.

Begoña Eguiluz dijo...

Lindos, sus comentarios y agudos por cierto...captaron perfectamente esa sonrisita esquinada de los últimos versos.... Al fin de cuentas, no nos podemos liberar ni de los fantasmas ni de las cadenas...¿por qué entonces no mantenerlos en condiciones y convivir lo más"armoniosamente" que podamos con ellos?

Mi querida Fanny, deja de hacer este tipo de limpieza de manera permanente...¡tus pobres fantasmas deben estar todo agujereados! y eso tampoco es bueno :)

Abedul dijo...

Me encanta tu entrada tan llena de color y ganas de aorear la "vivienda"
El final cuando acaba la jornada y vamos a dormir con todo reluciendo hasta las cadenas....
me invita auna sonrisa amplia...gracias por compartir tan bella imagen y poema!!!! encantada de conocerte, hasta otro ratito sludos de Begoña

Publicar un comentario