Un par de zapatos (Arles, 1888)



A Vincent Van Gogh


Desde ti son perfectamente posibles

las noches soleadas y...

 los lirios en trance de ganar la vida eterna.

Desde ti...
me duelen las sillas amarillas y las pipas solas.

Desde ti sé...
que las montañas de zapatos de Auschwitz
 no serían tan desoladamente insoportables
sin ese par primero...

el que pintaste tú.



Zapatos de judíos en los almacenes de Auschwitz
Para mí la grandeza del arte está en su insobornable rescate de lo singular que obliga a captar lo innumerable no como masa sino como la suma  conmovedores casos particulares. No existe tampoco poesia de lo general a menos que la confundamos con himnos  altisonantes... Solo nos emociona el haz de luz dirigido al detalle

7 comentarios:

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Tremenda forma de enlazar dos imágenes, dos sucesos que han conmovido a la historia. El humilde calzado de un perseguidor de la belleza, y por ello solitario.
Y los testigos silenciosos, y mudos, de una gran tragedia, cojos y sin pareja, con el desgaste del peso, la huella de una vida volatilizada, de muchas vidas volatilizadas.
Me gusta, me gusta, Begoña.
Auschwitz, tremendo.

Un beso.

Libe dijo...

"No existe tampoco poesía de lo general a menos que la confundamos con himnos altisonantes... Solo nos emociona el haz de luz dirigido al detalle".

Si ese "general" se refiere a lo colectivo, no estoy de acuerdo. Creo que hay que distinguir la generalización que aplasta lo individual, de aquella que no lo sacrifica e, incluso, lo rescata. Hay elementos "generales" que son tremendamente duros y/o movilizadores precisamente porque son colectivos y así se viven. Tomemos el terremoto en Haití: además de una vivencia personal fue una experiencia colectiva, mucho más allá de la suma de las historias individuales. Además, hay "generalidades" nada banales: no viven igual las consecuencias del terremoto las personas más pobres que aquellas que tuvimos una Embajada que nos cobijara.

Además, a veces en lo individual se busca rescatar una condición universal y, en ese sentido, colectiva. Cuando Neruda en Alturas de Machu Piccu dice "piedra en la piedra en hombre donde estuvo", en el individuo quiere salvar la condicion de humanidad de todas las personas.

Me gusta el poema. La comparación es dura, es osada, es sugerente. La conclusión no la comparto.

Musu mila!

Begoña Eguiluz dijo...

No, Libe, no me refiero a lo colectivo sino al lo "genérico", a lo conceptual, a lo abstracto...
Lo colectivo, aquello que como tú dices bien, es "más que la suma de casos particulares" es otra cosa. Tanto lo uno como lo otro apuntan a lo universal que quiere salvarse.

Las dos imágenes que pongo muestras tal vez el contraste máximo de una actitud humana...los zapatos protagonistas de Van Gogh y la masa de zapatos de Auswitz...el máximo respeto y el desprecio máximo... cada uno como metáfora de lo humano...

Me acuerdo de Alturas de Machu Pichu y el verso que citas pero inmediatamente, Neruda, se va al "Juan Comefrío, hijo de estrella verde, a Juan Pies descalzos"....Es ese oscilar del foco desde lo singular a lo colectivo lo que nos lleva a lo universal y...¡nos conmueve!

Creo que coincidimos, de alguna manera en este punto,hija.

Libe dijo...

El máximo respeto y el desprecio máximo... Ahí está el gran contraste.

Coincidimos parece... No sobran ni lo "particular" ni lo genérico, siempre que ese "genérico" conceptual no oculte los rostros. Respecto a lo particular, qué te voy a decir... Tienes una hija feminista: "lo personal es político". ;-) Besarkada handi bat Haititik!

eukene dijo...

Nunca deja de sorprender la poesía, en este caso la tuya, donde desde un par de zapatos en una pintura de Van Gogh, llegas a evocar la escalofriante pila de zapatos de personas, nosotros, esa que conocemos, el ser querido, cuyo destino, siempre estará vivo en nuestro sentir.

Totalmente de acuerdo con la explicación final, porque esos destinos, aunque lo parezcan, no son ajenos a los nuestros.

Besarkada bat. Eukene

Anónimo dijo...

Curiosa e interesante interpretación del cuadro “un par de zapatos “ en contraposición con la fotografía “zapatos de judíos en Auschwitz” plasmada en poesía por Begoña y criticada por su hija Libe. Seis años después, Paz Battaner parece iluminar estas dos interpretaciones en su discurso de ingreso en la RAE pronunciado este domingo, 29 de enero de 2017, titulado “Algunos pozos sin fondo en los diccionarios” y que versa sobre las palabras abstractas.
Este interesante discurso puede leerse integro en la web de la RAE, http://www.rae.es/sites/default/files/Discurso_ingreso_Paz_Battaner.pdf

Coincide además que José Luis Pinillos, anterior ocupante del sillón s minúscula ocupado ahora por Battaner, escribiera sobre psicolingüística en su magnífico discurso de ingreso en la RAE y que también se puede leer en la misma web
http://www.rae.es/sites/default/files/Discurso_Ingreso_Jose_Luis_Pinillos.pdf

Van Gogh sirve a Begoña para esplicar Auschwitz en su esencial poesía, Libe diferencia entre lo general y lo colectivo en la poesía de Begoña, Battaner ilumina en su diccionario las palabras abstractas usadas en los versos de Begoña y Pinillos inspira psicolingüísticamente a Battaner al escribir su diccionario. Todos sois esenciales para explicar la vida pero prescindibles en el momento íntimo en el que cada lector siente la emoción “con el haz de luz dirigido al detalle”.

Begoña Eguiluz de Sasía dijo...

Agradezco muchísimo la calidad de su comentario y la preciosa información adicional que adjunta a propósito del tema y que leeré con atención, a la brevedad.
Es un raro privilegio contar con lector(a)s con su interés y sensibilidad.
Muchas gracias!!

Publicar un comentario