El sol de febrero es...


Luz de invierno


El sol de febrero es el más inclemente
en su pureza fría:
lo azul es azul
lo blanco, blanco.
Esencial, solo subraya.
No pierde tiempo: desprecia
los matices y las sombras protectoras.

 

Atreverse a pasear en febrero
sin boina y sin bufanda
dejándose abiertos los ojos
y el abrigo...
Es dejar que la luz penetre
hasta el fondo y
que reluzca el frío
y nos contraiga
hechos uno con las cosas
que punzan de tan bellas...
verdaderas, consistentes, nítidas...
¡puro hueso!

1 comentarios:

Paz Risueño dijo...

Begoña,ni el más inclemente sol de febrero me ha impedido buscar para tí prímulas en Bertiz http://participacionruralviva.ning.com/photo/albums/se-or-o-de-b-rtiz

Publicar un comentario