Amar nuestro destino tanto...



Esplendor en la hierba


Amar nuestro destino tanto

que dispuestos a volverlo a vivir

sea cual sea

despojemos la culpa de su tallo.

Pero…

cómo asumir que no hay destino que amar

cómo que ni hado

ni ángel

ni demonio nos rondan

Como la hierba innumerable

como las aguas en aluvión

como las hojas holladas de los caminos

¡somos!



4 comentarios:

eukene dijo...

¡Sorprendente!.

Tanto, que no sé que me queda si no “soy” amando, y amando mi destino con su amplio bagaje; “ser amando”, aún sabiendo que no soy/somos más que “Hoja/s hollada/s de los caminos”.

Voy a echarme encima la bata. ¡Que terrible sensación de desnudez!

Begoña Eguiluz dijo...

Querida Eukene, acabo de terminar de ver en mi ordenador la película POETRY (poesía) y me vengo aquí como a mi querencia y me encuentro con tu comentario y me doy cuenta de que...tal vez, el poético sea el único territorio de lo insobornable.
Sí, échate encima la bata que no sé por qué imagino de seda, pero...conserva la desnudez para poder escribir

Un abrazo.

Latxu dijo...

Sarrionaindia bihotzekoak "euskara da gure territorio libre bakarra" idatzi zuen.. nik esaldi marabilloso hura zertxobait zabaldu gura nuke: poesia ( eta literatura, horrenbestez) espazio libre ukaezina da..a mi me gusta jugar con el destino..eso lo permite la literatura ( en la ficcion) y las decisiones que una toma ( en la realidad).
Asi nos convertimos en amadas y amantes, amamos a(-)mares, y nos ahogamos en la lluvia, y volvemos a brillar de color verde..y todas tenemos un poco de angel y otro poquito de demonio, sean ficcion o no. Nosotras convertimos todo en realidad. Y junto con ella nos reinventamos. El destino siempre esta acechandonos, jugetón.
Un abracito.

Begoña Eguiluz dijo...

Diozuna... zein polita den, Latxu! Ados nago zurekin, erabat.... Exacto, la literatura es la tierra del "más vivir". Aquí nos lo podemos permitir todo.

Muxutxu bat!

Publicar un comentario