Mariposa nocturna sobre hoja (Saint Remy,1889)





…y es que me siento ser
por eso pinto tu luz pequeña
tu nervio
tu aleteo
tu querer persistir
tal como yo, en lo vivo.
Somos tan semejantes
que me duele tu hora amenazada
¡yo te quiero durando!
y mientras te registro
en afán imposible
lo sé…
compadecemos de la vida
y ¡basta!



 Me hubiera encantado poder poner sobre este poema el cuadro de Van Gogh que me inspiró  pero desgraciadamente, me ha sido imposible encontrar una imagen de calidad. Lo ilustro entonces, con una imagen convencional de mariposa nocturna o falena...¿qué nombre tan hermoso, verdad?

A propósito, tengan ustedes...¡Felices fiestas!

Al final he preferido poner la imagen del cuadro de Van Gogh, eso sí...pequeñita (es la que me hizo decir)

2 comentarios:

Bletisa dijo...

"me duele tu hora amenazada" qué bonito.

Feliz Navidad Begoña.

(Van Gogh siempre es grande)

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Begoña

Me alegro que al final eligieras poner la imagen del cuadro que te inspiró.

Por cierto, "falena" si es una una bonita palabra.

Feliz Navidad también para ti y los tuyos.

Besotes.

Publicar un comentario