Quién eres tú



¿Cuál eres tú?
la seria
la del libro empuñado
la de la cabellera en ristre
la del desorden
la de la prisa en calma...
¿A cuál llamarla Tú
quitando todo límite al pronombre?
Tú sin pregunta, sin ceño,
sin sorpresa, sin miedo.
Tú con el tono imposible de Dios
como El te llama.

A veces
abofeteo mi extrañeza
ante tu tú maligno
el capaz de hacer blandir mi lanza
arremetiendo contra ti
convertida en gigante.
Otras
me extasío ante el tú
que me encanta...
me recuesto a su vera, abandonada
comiendo lentamente sus granadas...
pero me falta el Tú
el que persigo en todos
el que jamás se topará conmigo.
Yo quisiera alguna vez, pero es inútil,
poder llamarte como Dios te llama.

4 comentarios:

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Begoña

De nuevo, tengo que decirte que me encanta tu poesía. Me siento identificada con ella.

Besotes.

Anónimo dijo...

Me ¡encantó! Me acordé de ella, mi amiga, "la del espejo"...

Cariños

Bletisa dijo...

Pues seguramente ese TU seá mucha "gente" junta.

Libe dijo...

Todas soy yo...
No sé si fui todas, no sé cuál seré
si es que alguna(s) gana(n) la partida
Quizás hago trampa y ayudo a la amiga
la yo más amable, la yo más querida.
Pero... ¡es que todas soy yo!
La yo maliciosa que no quiere la cosa
la yo más hiriente
que a traición hunde el diente...
Desterrar quisiera a algunas
(sobre todo a esas yo que se comen las uñas)
Pero ante todo quisiera
sacar a la más felina de las yo
saltarte al cuello
y de carne, pulsión y batalla
sentirme, ya al fin, la yo más saciada.

Publicar un comentario