Te contaré un secreto



...a veces los momentos
son nudos de Gorgona
y hasta los pies se olvidan
de su verbo debido:
la atracción de la tierra
lacea la cabeza.
...entonces yo me pongo
mi traje de agualuces
y ciño fuerte mi mejor candelabro
joyean en mi mano
las piedras heredadas
cuando enhiesta y hermosa
camino hacia mi reino...
Cuando crees que cansada
he cerrado los ojos
y te vas de puntillas
juntándome la puerta,
enlunada y ahíta
ya estoy deambulando...
Soy dueña del mas bello
escorzo de la vida
todo me lo he inventado
los cuadros y las rosas
las fotos,los perfumes
las sendas y los mitos...
Scarlati acontece..
acontecen jazmines
olorosos de nunca
embriagados de siempre...
Me acomodo en la silla
unívoca del gozo
y mecidas de luna, conmigo;
todas mecen...

3 comentarios:

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Begoña

Me ha gustado mucho tu poema, su ritmo, su movimiento, el lenguaje, todo. Inclusive me ha parecido oir un ñic, ñic, ¿tal vez la mecedora hablando con el suelo?

Un saludo.

víctor (el gato estepario) dijo...

Oh... cada día se hacen nuevos descubrimientos. He sabido de ti gracias al blog de mi buena amiga Bletisa "sin escrúpulos innecesarios". Me he dado una vuelta para conocerte y me he llevado una sorpresa.
Tu poesía me parece muy buena, Es eneérgica y seria, y a la vez muy creativa y juguetona. Aún debo leer más. Tus recortes geográficos también son apetitosos.
Creo que tu blog ha nacido hace poquito. Le deseo -ojalá- tenga larga vida.
Te elnacé al mío.

Un abrazo, Begoña.

Maricarmen dijo...

¡Precioso, este poema! Estoy segura que Andrabaltza va a tener larga vida...

Publicar un comentario