El principito

El principito aprovechando el vuelo de las aves abandonó su planeta....

Todos somos el Principito. Todos tenemos una rosa y un zorro a los que adoramos y un planeta en el que cada mañana debemos realizar innumerables trajines; limpiar volcanes, retirar biombos, regar con cuidado, arrancar baobabs ...Todos hemos asistido o asistimos tal vez (los verbos se me complican...),a vertiginosos y sobreabundantes atardeceres, solo moviendo un poco nuestra sillita...

Todos nos agobiamos a ratos como el Principito y tal vez como él, hemos aprovechado el vuelo de las aves migratorias para abandonar nuestro pequeño planeta...A todos nos consume la nostalgia y el ansia de volver.

Si pensamos un poco, veremos como todos los símbolos en algún momento nos coresponden. Yo tengo mi rosa pero soy la rosa de alguien que me cuida y me consiente. Tengo mi zorro, el que me domesticó, pero...yo también he domesticado al que considero mío...

Ciertas noches de verano, todos miramos al cielo y tratamos de distinguir nuestro planeta, mientras nos consume la zozobra ...Todos quisiéramos volver y...¡no podemos!
No conozco un libro más universal y más desnudamente bello.

4 comentarios:

Fanny Brice dijo...

Recuerdo que este libro me lo regaló mi más antigua amiga (desde el parvulario hasta hoy) espontáneamente, en un "día de no cumpleaños" cuando yo tenía doce. Un ejemplar de Editorial Porrúa que todavía conservo. Nunca había oído hablar de ese libro, lo abrí, vi a la serpiente que había engullido al elefante y... quedé atrapada para siempre en el planeta del niño que debía arrancar los baobabs...

gcavaletto dijo...

Andrabaltza: propongo una lectura en casa por rosas y zorritos para otras rosas y zorritos que me se

Paz Risueño dijo...

¡Qué buena propuesta la de Gilles,Begoña !¡quien pudiera ! Abrazo familiar

Begoña Eguiluz de Sasía dijo...

Propuesta aceptada.

Publicar un comentario